Entradas

El linaje Choza, de Sinaloa

Imagen
A partir de ahora, iremos transcribiendo notas que hemos tomado durante años, sobre distintos linajes novohispanos. El primero de ellos es el linaje Choza, de Sinaloa. Este linaje Choza, al parecer, procede de las Islas Filipinas (cfr. familysearch.org). En esa página de genealogía se encuentra la ascendencia de Humberto Choza Palomares. Para acceder a ella hay que inscribirse, gratuitamente. El primer representante de este linaje fue Miguel Choza, que llegó a El Rosario, Sinaloa, a principios del siglo XIX. No sabemos si conoció a su esposa ahí o en Amatlán de Jora, Nayarit, de donde ella era originaria.   I. Miguel Choza. Desconocemos el lugar de su nacimiento. Debió nacer hacia 1790. Casó con María Ignacia Carrillo probablemente antes de 1822. Al parecer ella había tenido un hijo siendo soltera, en 1813, llamado José Carlos. Ignacia, nacida el 12 de agosto de 1800 en Amatlán de Jora, Nayarit, era hija de Juan Ignacio Carrillo y María Cristina Caraza, originarios de San Diego de Huej…

Ascendencia americana de Ignacia Quintanar (1802-1865)

Imagen
Ignacia Quintanar es nuestra 16ª tatarabuela. Su nombre completo es María Ignacia Delgado Quintanar, pero todos la conocían por su apellido materno, teniendo en cuenta las circunstancias especiales de su nacimiento (ver historia).

     Ignacia es la única tatarabuela que nació en México (San Juan del Río, Queráaro), y representa el 6.25% de nuestra ascendencia. Tenemos la seguridad de que el 83.5% restante es de origen europeo, pues nuestros otros 15 tatarabuelos nacieron en España (Juan Bernardo Domínguez y Gálvez, el esposo de María Ignacia, nació en Cuba, pero sus padres eran españoles). En cambio, no sabemos con certeza qué origen tiene ese otro 6.25%. En concreto, que parte de ese porcentaje es europeo y que parte americano.

     Por la muestra de ADN mitocondrial que hemos revisado en una de sus descendientes -y por línea exclusivamente femenina-, sabemos que Ignacia tenía ascendencia indígena americana (ver post anterior).

     Los padres de Ignacia representan, cada uno,…

ADN de nuestro último apellido en cada generación

Imagen
1. El último apellido de cada generación

     En el mundo hispano, todos solemos tener dos apellidos: el de nuestro padre primero (Cano), y luego el de nuestra madre (Sordo). Si pasamos a la generación anterior, la de nuestros abuelos, el orden de los apellidos es el siguiente: 1° abuelo paterno (Cano), 2° abuelo materno (Sordo), 3° abuela paterna (Faro) y 4° abuela materna (Madaleno). Por lo tanto, en nuestro caso, el último apellido en esta generación ya no es Sordo, sino Madaleno (bajar archivo .pdf sobre nociones de genética poblacionalen el primer párrafo de esa página).

      El último apellido, en cada generación, es el más materno de todos. Por eso nunca es el mismo. Por ejemplo, si hacemos la lista de nuestros 16 tatarabuelos (ocho hombres y ocho mujeres), la tatarabuela n° 16 (Ignacia Quintanar) es la más materna de todas, porque es la madre de nuestra bisabuela materna (Paz Domínguez), la abuela de nuestra abuela materna (Carmen Madaleno), la bisabuela de nuestra madre (Conc…

CANO (el ADN de este apellido en nuestra familia)

Imagen
1. Una experiencia insólita

     Durante los últimos meses (años 2011 y 2012) varios miembros de nuestra familia se han hecho un examen de ADN en los laboratorios del Proyecto Genográfico de National Geographic, en Estados Unidos. Se pide un kit con lo necesario para efectuarse el examen (cuesta cien dólares), se envían las muestras a California y, aproximadamente ocho semans despúés, aparecen los resultados del examen en la web que tiene este proyecto, que se ha propuesto llevar a cabo estudios de genética poblacional en todo el mundo (bajar archivo .pdf sobre nociones de genética poblacionalen el primer párrafo de esa página).

     Hay dos tipos de examen. El primero es el examen de ADN mitocondrial (mtDNA). Se puede hacer tanto en varones como en mujeres, pero el resultado que proporciona se refiere a la línea exclusivamente femenina de los antepasados. Es decir, nos revela el ADN mitocondrial de nuestra madre, que es el mismo que tenía la madre de nuestra madre, y así sucesivamen…

Las Ocho Grandes Ramas de nuestro Árbol Familiar

Imagen
Para reiniciar este año nuestra investigación genealógica familiar, nos ha parecido que podría ser oportuno comenzar por escribir en este blog ocho artículos que traten sobre las Ocho Grandes Ramas que parten de nuestros ocho bisabuelos.

      Cada uno de ellos —cuatro varones y cuatro mujeres— representa una de esas Ocho Grandes Ramas de nuestro árbol genealógico familiar.
      Esas Ocho Grandes Ramas son más o menos frondosas, según el caso. Algunas lo son mucho, como la gran rama que se origina en nuestro bisabuelo Cándido Madaleno Gasteasoro; otras son más pequeñas.
      Cada una de estas Ocho Ramas de ancestros está llena de sorpresas, datos curiosos, historias brillantes, y también vidas muy ordinarias y ocultas.
      En los ocho artículos que nos proponemos escribir en este año 2012, trataremos de ofrecer a los lectores de este blog un resumen de lo que nos ha parecido más interesante en la investigación que hemos llevado a cabo, según nos fuimos metiendo más y más entre el t…

Ramírez de Coy, Contreras y Servín

Imagen
Antepasados de Paz Domínguez Quintanar.

Ramírez de Coy, Contreras y Servín: Querétaro.
Recientemente, Fabiola Maldonado Ramírez nos ha proporcionado noticias sobre la posible razón por la cual Narciso de Quintanar (1741-1802), en la exposición que hizo sobre la limpieza de sangre de su familia, para aspirar al cargo de Alguacil Mayor de San Juan del Río, Querétaro, haya mencionado que su suegra Dolores Ruiz Servín, llevaba el apellido “Contreras”.
Entre los antepasados de doña Dolores Ruiz Servín (c.1718-1802) no hemos encontrado alguno que lleve el apellido “Contreras”, pero sí hemos encontrado que una de sus bisabuelas, por vía paterna, era Juan Ramírez de Coy (Querétaro, 1640).
Al parecer, los Ramírez de Coy, de Querétaro, en el siglo XVI, aunque eran “Ramírez”, en ocasiones, anteponían el apellido “Bravo” al “Ramírez”.
Por ejemplo, en el Catálogo de Pasajeros a Indias del año 1555, encontramos a un Licenciado Bravo, hijo de Hernán Ramírez e Isabel Brava (Catálogo de pasajeros del año…

Ojeda y Santa Ana

Imagen


       Antepasados de nuestra bisabuela Paz Domínguez Quintanar.

Ojeda: Islas Canarias, Ciudad de México, Salvatierra, Guanajuato
Santa Ana: Medina de Pomar, Querétaro, Salvatierra, Guanajuato
En octubre de 2011, recibimos una información proporcionada por Fabiola Maldonado, sobre nuestro linaje Ojeda (Oxeda).
Los datos que teníamos hasta ahora eran los siguientes: Jerónima de Oxeda, casó en la Parroquia de la Santa Veracruz (México, D.F.), con Cristóbal de Santa Ana, el 5 de septiembre de 1633. En la partida de matrimonio están los padres de ambos: Juan Vázquez y María Rodríguez (padres de Cristóbal), y Marcos Martín y María Cecilia.
Fabiola Maldonado nos añade lo siguiente: Marcos Martín de Oxeda fue esposo de María Sicilia. Ambos pudieron ser italianos. Marcos era hijo de Alonso de Oxeda y nieto del piloto Nuflo Martín, esposo de Inés Oxeda, residentes en las Islas Canarias, cuyos registros pueden consultarse en el árbol genealógico de Fabiola (en Geneanet mfabiola). Nuflo Martín na…